JOSÉ MANUEL PÉREZ LATORRE

PASEO SAGASTA, 7 3º D

50008 ZARAGOZA

TFNO 976 23 67 78

FAX 976 23 99 64

jmplatorre@jmplatorre.es

2007 Ampliación Cámara de Comercio. Zaragoza

 

El proyecto de ampliación de la sede de la Cámara de Comercio responde a las nuevas necesidades de uso que requieren  la construcción de aulas de formación modernas dotadas de instalaciones apropiadas tecnológicamente, compatibles con la necesidad de respetar y valorar un conjunto arquitectónico catalogado de gran importancia en la historia urbana de la ciudad.

La antigua Feria de muestras de Zaragoza, construida en los años cuarenta, concilia en su aspecto arquitectónico un marcado carácter europeo de la época con un lenguaje vernáculo bien reconocible en algunos detalles como en el aparejo de ladrillos que, según la tradición aragonesa, suprime las llagas verticales, proporcionando cierta horizontalidad al plano de las fachadas.

 

La nueva propuesta resuelve las necesidades funcionales mediante la superposición de tres plantas nuevas, elevadas encima del volumen próximo al edificio sede de la CAI, área que queda excluida de la catalogación de interés arquitectónico, debido a su realización posterior e incompleta (como se deduce por la inacabada esquina izquierda de la fachada principal).

Las plantas no alteran la sección del edificio, respetando el volumen del teatro y acoplándose a el, y requieren de la creación de un acceso independiente y de  nuevas escaleras. Con esto se resuelve la fachada lateral de pasaje al centro comercial, actualmente descuidada y degradada, dotándola de personalidad propia a través de una nueva alineación. El nuevo revestimiento acristalado y su prolongación hasta la calle Isabel la Católica configuran la esquina y el edificio se entrega con contundencia al protegido.

 

Los volúmenes de las tres plantas se retranquean progresivamente respecto a la alineación de la calle para dejar más suelto el alzado existente y desaparecer en una perspectiva cercana. Al mismo tiempo se escalonan en planta, alejándose de la esquina mas próxima a la torre, para favorecer y no obstaculizar las vistas de esta -sobre todo desde la Avenida Isabel la Católica - y subrayando el significado que tuvo en su momento. Los retranqueos facilitan la lectura independiente de la ampliación del edificio, al mismo tiempo que proporcionan una nueva imagen actual y renovada que contribuirá sin duda al fomento de sus servicios.

Una coronación plana cierra esta nueva fase proporcionando grandes sombras y permitiendo así abrir el alzado principal con grandes superficies acristaladas. La gran cubierta de zinc, a modo de gran alero tan importante en la arquitectura tradicional aragonesa, por sus dimensiones y su forma será la pieza más representativa de la intervención.

 

En la primera planta de ampliación, a la altura de la cubierta actual, se incorporan nuevos usos, tales como salas polivalentes y salón de reuniones y un office disponible que posibilitará el uso de comedor,  de recepciones o de largos seminarios.

En la segunda y la tercera planta de ampliación, tienen cabida las nuevas aulas y la previsión de espacios para seminarios, con su correspondiente zona de servicios.

Además de las nuevas plantas, se aprovecha esta ocasión para mejorar el funcionamiento de la Cámara en sus espacios existentes, tratando de reformar el edificio actual aumentando su compatibilidad con el uso de oficinas.